Ahorrar y Construir

Proyecto : Casa 61, Mérida, Yucatán

Debido a la elevada inversión que conlleva la construcción, nos gustaría ayudarte con una guía de las maneras más fáciles de ahorrar dinero al realizar un proyecto.

Conocer tus finanzas

Al momento de decidir hacer un proyecto de construcción es primordial aterrizar tu presupuesto personal. Lo anterior debido a que podrás definir, para tu proyecto particular, alcances realizables desde un inicio. Asesórate, pregunta y compara opiniones. Es importantísimo solicitar un proyecto a la medida de tus posibilidades, después de todo, la idea primordial es llevar a cabo la construcción del proyecto y que no se quede en una idea tras contar con el diseño del mismo.

Planificación: Planeación y más planeación

Así, sin más, la mejor manera de ahorrar dinero durante la construcción es a través de una excelente planeación. Un buen proyecto arquitectónico, realizado con un arquitecto que tenga una excelente noción de costos de construcción y que de antemano conozca realmente tu presupuesto, te permitirá obtener un proyecto en el cual, al concluir su construcción, se verá exactamente como te lo presentaron. Si tu arquitecto te comenta que los costos de construcción no son su expertise, asesórate con tu constructor de confianza. Es importante conocer tus prioridades, y las cosas de las que puedes prescindir, así tendrás herramientas para una excelente toma de decisiones. Anota todas tus ideas y/o inquietudes antes de juntarte con los posibles arquitectos e incluso, antes de cada junta de avances.

Estilos y técnicas

Antes de elegir una constructora o despacho arquitectónico para realizar el diseño de un proyecto, solicita su catálogo para conocer si el estilo de proyectos que han realizado va de acuerdo al resultado que buscas. Los despachos y/o arquitectos suelen especializarse en algún estilo o “tipo de diseño” en específico y tienden a explotar al máximo tu dinero para ese estilo en específico. Asesórate, compara y elige el estilo que sea adecuado al proyecto que tienes en mente. Evítate la pena de concluir un excelente proyecto para al finar darte cuenta de que es algo distinto a lo que buscabas.

Estudia y enamórate de cada detalle de tu proyecto

La mayoría de los despachos arquitectónicos ofrecen diferentes maneras de visualizar tu proyecto, es importante revisar tu proyecto y desde la primera junta estudiar desde el tamaño de las áreas hasta la ubicación de los muebles, es decir, conocer todos los detalles del proyecto a fondo. Conforme avancen con el proyecto notarás que los cambios serán más difíciles de hacer sin afectar otras áreas. Si avanzado tu proyecto o en alguna etapa aún tienes inquietudes coméntaselo a tu arquitecto. SIEMPRE es más económico pagar por unos cambios adicionales e incluso nuevas perspectivas del proyecto que cambiarlo “más adelante” durante la construcción del mismo. Recuerda tener presente tu presupuesto a la hora de adicionar áreas a tu proyecto, ya que éstas pueden exceder tu planeación original muy fácilmente.

Cotiza y Compara

Siempre solicita 2 o más cotizaciones, para cualquier proyecto, y compara que sean las mismas especificaciones. Escoge profesionales formales y revisa que las calidades estén bien especificadas.

Contrata Profesionales

Existe mucha oferta de empresas constructoras; escoge una que demuestre experiencia en el tipo de proyecto que deseas realizar. Pregunta por garantías y servicio post-venta. En las construcciones podrían existir algunos detalles posteriores y los proveedores formales se harán cargo de estos si están dentro de su póliza de garantías.

Evita, en la medida de lo posible, los cambios en obra

Los cambios en obra son costosos, la constructora llevará un registro de los cambios que has hecho en obra y los trabajos adicionales que estos requirieron, pudiendo ser estos, cambio en múltiples planos, demoliciones, resanes, y, si ya está próxima la terminación, trabajos de acabados y pintura con altos costos de limpieza.

Calidad vs Lujo

Recordemos que mayor costo no siempre significa mayor calidad. Por ejemplo, un piso de loseta cerámica o porcelanato es más económico que un piso de mármol, pero eso no quiere decir que el piso de mármol tenga mayor durabilidad o menor costo de mantenimiento, sino todo lo contrario. Es importante preguntarle al profesional sobre todo lo que requerirá mantenimiento constante. Otro gran ejemplo son los muebles de baño; existen diferentes marcas y costos, recomendamos siempre escoger la mejor calidad (que va de la mano con la marca y la garantía de la misma) por arriba del diseño.

Mantenimiento

Siempre tener en cuenta el mantenimiento que cada tipo de trabajo traerá consigo al inmueble. Hay que tener en cuenta que por la naturaleza de los materiales existirán unos que requieran más mantenimiento que otros. En la ciudad de Mérida, las estructuras de madera y de acero, por ejemplo, requieren de un mayor mantenimiento que las de concreto. Esto puede repercutir en altos costos de mantenimiento constante, por lo que sugerimos proyectos realizados de acuerdo a sus finanzas y flujos personales.

Se amable y, sobre todo, comunicativo con los profesionales de tu elección

En todos los ámbitos, una manera adecuada y puntual de comunicar inquietudes y dudas puede traerte muchos ahorros o sorpresas, y talvez hasta algunas cortesías o regalos. Algunas constructoras, si realizas el proyecto y la construcción con ellos, te bonifican parte del costo del proyecto descontándola directamente al costo de la obra siendo esto un ahorro substancial. Igualmente, en obras como casa-habitación, ofrecen los honorarios de la tramitología de permisos municipal como cortesía al construir con ellos.

Estos son algunos consejos sobre maneras de ahorrar dinero en una construcción.  Construir es ver como tus sueños y meses de planeación se vuelven realidad, y que mejor manera de disfrutarlo que con unas finanzas sanas.